Tienda online de Pegatinas para Motos

Las pegatinas más molonas

Bienvenidos a paramoteros.com, la tienda online de pegatinas para motos, más originales. ¡No busques más! Disponemos de una amplia gama de pegatinas para moteros, de la mejor calidad y a un precio insuperable.

Poner una pegatina en nuestra moto es algo habitual, seguro que en algún momento lo has hecho o te lo has planteado. Aunque no es un proceso difícil, sí que puede resultar tedioso en algunos casos y hay que tener en cuenta algunos detalles para que todo vaya sobre ruedas.

Pasos para poner una pegatina en nuestra moto:

El primer paso es limpiar bien la superficie donde se va a colocar el adhesivo. Se pueden utilizar algunos productos de limpieza pero hay que tener en cuenta que no contengan siliconas o aceites, porque la adherencia del vinilo se vería muy disminuida. Si lo haces con agua y jabón no tendrás ningún problema y por supuesto hay que secarlo a conciencia. Si se puede desmontar la pieza en cuestión, mucho mejor para trabajar, pero a veces es tan laborioso que no vale la pena.

En ocasiones se suele aplicar agua jabonosa a la superficie para poder reposicionar el adhesivo durante su colocación, pero ¡ojo!, esa técnica únicamente es válida para vinilos que sean de una sola pieza, si son partes sueltas como letras o elementos independientes que forman un logo o gráfica, no es posible, ya que al moverlo, las diferentes partes del adhesivo se moverían a su antojo y el desastre estaría asegurado.

Una vez decidido el sitio donde vamos a colocar nuestro adhesivo lo posicionamos y con un trozo de cinta de carrocero lo fijamos provisionalmente por la parte central para comprobar si está donde queremos, de esta manera podemos tomar las medidas oportunas para recolocarlo a nuestro gusto.

Ya lo tenemos en el sitio, ahora, de uno de los extremos retiramos la base de papel y la separamos del film transportador hasta más o menos la mitad, concretamente hasta donde habíamos fijado con la cinta de carrocero. En este momento el vinilo está adherido al transportador. Seguidamente recortamos la parte de la base que hemos despegado y con la ayuda de una espátula empezamos a pegarlo deslizándola y haciendo presión en el vinilo desde el centro hacia el extremo.

Ya tenemos la mitad del adhesivo pegado en la superficie con lo que podemos retirar el resto de la base de papel sin miedo a que se mueva se su posición. Repetimos la operación pero desde el centro hacia el otro extremo y voilà, vinilo puesto, solo falta retirar el transportador con cuidado y trabajo terminado.

Si lo necesitas, lo tenemos